Entrevista con compañeros de IRPGF

Las IRPGF estarán ahí para luchar y trabajar dentro de las revoluciones sociales de todo el mundoFué hace unos días que recibimos el anuncio de la creación de la IRPGF. No es el primer grupo guerrillero internacional que opera en Rojava. ¿Cuál es la diferencia entre el Internacional Antifascist Tabur y el IRPGF?

En primer lugar, el IRPGF es un proyecto explícitamente anarquista que tiene varios objetivos muy concretos para avanzar en la causa del anarquismo, no sólo en Rojava sino en todo el mundo. En ese sentido, la parte internacional de nuestro nombre obra de dos formas – la primera y más obvia, que nuestro grupo se compone de personas de diferentes países y segundo, que consideramos la lucha contra la dominación de una forma internacional y conectada, que por supuesto que implica serhildans (insurrecciones) en cada barrio del mundo. Así, IRPGF no es sólo un grupo militante de anarquistas para unirse y luchar contra el DAÎŞ, también es un grupo que está creando una infraestructura que permitirá a los anarquistas unirse y aprender cómo hacer avanzar la lucha anarquista una vez que vuelven a casa. En segundo lugar, los miembros de IRPGF son conscientes de que una revolución se extiende a las esferas sociales y militares de la vida; por lo tanto, creemos que es crucial que anarquistas en Rojava adquieran experiencia en proyectos civiles y militares, si así lo desean, con el fin de desarrollar una concepción más amplia de lo que la revolución realmente es sobre el terreno. Por este motivo pretendemos desarrollar proyectos civiles para que anarquistas puedan participar en ellos. Estos son sólo dos de las principales características que definen la singularidad de IRPGF.

¿Qué papel juega la revolución en Rojava en la lucha anarquista transnacional en tu opinión?

La revolución en Rojava es una lucha indígena contra el estado, el capital, el colonialismo y el fascismo. Además, coloca la liberación de la mujer y la destrucción del patriarcado en la vanguardia de la lucha, pues cree que no se puede detener la dominación del hombre sobre todo si su dominación de la mujer se deja intacto. Así, mientras que esto no es un explícitamente revolución anarquista, definitivamente tiene características anarquistas y es una revolución que deben apoyar a todos los anarquistas. Más allá de que simplemente sea necesario para los anarquistas apoyar las luchas de los más oprimidos, estén donde estén, Rojava es importante para la lucha anarquista transnacional porque arroja luz sobre cómo se podría lleva a cabo y mantener una revolución. Por ejemplo, de la organización de asambleas de barrio a los grupos de defensa militante de formación que pueden resistir contra los fascistas en las calles, ya hemos visto cómo la revolución ha inspirado y proporciona incluso un plan para los anarquistas para sus movimientos más localizados en occidente. Otra vez, la IRPGF ve todas estas luchas como conectadas e importantes piezas para la revolución del mundo que anhelamos y pedimos que si es posible, anarquistas vengan a ayudar y aprender de la revolución.

En el anuncio estaba escrito que el IRPGF está trabajando “para defender las revoluciones sociales del mundo, directamente frente al Capital y el Estado y hacer avanzar la causa del anarquismo”. En los días posteriores hemos leído declaraciones de solidaridad sobre Bielorusia y las sentadas en Atenas. ¿La IRPGF trabaja sobre la conexión de las luchas?

Creemos que las luchas contra la dominación y la autoridad ya están conectadas simplemente por su naturaleza. Simplemente lo que queremos hacer es descubrir y fortalecer esas conexiones a través de actos simbólicos y prácticos de solidaridad. Una vez más, la parte internacional de nuestro nombre trabaja de dos maneras y como tal nos esforzamos para el apoyo y empuje de luchas internacionales que pueden guiar a las revoluciones internacionales. Para ello necesitamos por supuesto arrojar luz sobre ellas y fortalecer las conexiones que existen entre todas nosotras luchando por la liberación.

En el documento de posicionamiento IRPGF escribió que “para el IRPGF los métodos pacíficos son incapaces de enfrentar y destruir el estado, el capitalismo y todas las formas de poder jerárquico. De hecho, hacen lo contrario.” ¿Puede usted explicarnos por qué los métodos pacíficos no pueden derrotar el capitalismo en su opinión?

Está claro históricamente que cualquier movimiento de resistencia contra la dominación basado estrictamente en ‘métodos pacíficos’ no sólo no afecta a ningún cambio sustancial sino también que será utilizado por el poder como un medio para canalizar el impulso revolucionario legítimo y potencial en la nada recuperada, no amenazante, estancada. Teniendo en cuenta el número total de lectores de vuestra publicación, no creemos que tengamos que discutir este hecho con demasiado detalle; sin embargo, queremos recordar a todas acerca de la diagnosis de Ward Churchill sobre la patología de pacifismo, que dice que es delirante, racista y suicida. Además, afirma que “con las actividades auto-limitadas a un margen relativamente estrecho de formas rituales, las estrategias pacifistas automáticamente sacrifican gran parte de su flexibilidad (potencial) en el enfrentamiento con el Estado; dentro de este estrecho margen, las acciones se convierten en completamente previsibles en lugar de ofrecer la utilidad de la sorpresa. El balance final de la energía física así inevitablemente se relaja con el estado sobre una base esencialmente permanente y la posibilidad de transformación social liberal proporcionalmente disminuye a un punto de no existencia”.

Ejemplos de esto pueden verse incluso dentro de la historia de la Guerra Civil Siria misma. Omar Aziz era un anarquista que se describe a sí mismo como comprometido con la resistencia no violenta. Sin embargo, este compromiso sólo dio lugar a la incapacidad de su movimiento para defenderse contra la represión del estado, con sus consejos locales no alcanzando nunca su pleno potencial y él mismo muriendo en la cárcel. Por otro lado, el YPG/J, que surgió de los grupos armados de defensa formados en respuesta a los disturbios de Qamişlo de 2004, ha demostrado para ser la única fuerza en la tierra capaz de resistir el fascismo y hegemonía del Estado. Los métodos pacíficos sólo resultarán en el mantenimiento del statu quo o la muerte para las que los emplean – en cualquier caso coge la pistola y únete a la resistencia armada ahora o prepárate para ser capaz de hacerlo cuando llegue el momento.

Fue escrito además en el documento de posicionamiento que “creemos que ya ha comenzado la tercera guerra mundial y que los conflictos en Siria, Ucrania y en otras partes del mundo son sólo el comienzo. El sistema capitalista, acercándose a su final y saqueado del mundo y despojados de sus recursos, enfrenta ahora su crisis más aguda.” ¿Cómo creeis que se desarrollarán los acontecimientos?

El IRPGF cree que los conflictos, especialmente en el emisferio sur, se convertirán en mucho más complejos y enrevesados, con las relaciones entre los actores estatales y no estatales trascendiendo fronteras ideológicas. Esto puede verse ya en las guerras en Siria y Ucrania. Junto con esto, está el hecho de que las poblaciones rurales son (semi) proletarizadas, mudadas a ciudades ya superpobladas, por ejemplo en China, donde la creciente cantidad de tugurios y favelas dará lugar a estallidos espontáneos e insurrecciones de esos marginados por la izquierda o absolutamente no incorporadas en el sistema capitalista. Es decir, que el propio sistema capitalista es incapaz de incorporar a amplios sectores de la población humana, llevando a una crisis de mano de obra excedente y una creciente clase de trabajadores informales. La IRPGF no cree que la supuesta revolución futura sea una realidad históricamente determinada. De hecho, no puede ocurrir del todo o por lo menos en la forma que deseamos. Sin embargo, se producirán insurrecciones contra la autoridad y el capital de una manera sin precedentes en la historia. Estaremos allí las personas en las calles y en las montañas para luchar contra estos sistemas de opresión y barrios y comunidades emergerán como entidades libres, autónomas y autoorganizadas. El anarquismo no es una garantía para el futuro ni nos consideramos misioneros de cierta doctrina sagrada. El IRPGF estará allí para luchar y trabajar dentro de las revoluciones sociales del mundo y defender ciertos principios que vemos como una precondición para una vida liberada. Las revoluciones e insurrecciones son sucias pero estamos dispuestos a ensuciarnos las manos. ¿Y tú?

Para seguir a las IRPGF:

Twitter: @IRPGF | Facebook: IRPGF

Por Enough is Enough

Traducción: elcombate.noblogs.org

Geografía: